San Silvestre 2019

La San Silvestre de Reus hace ya cinco ediciones que cuenta con una prueba dedicada a los más pequeños, la San Silvestre Kids, y como no podía ser de otra manera, hoy mi Biel se ha estrenado como una especie de minirunner improvisado , porque ya me diréis, con dos años y medio ni sabía exactamente dónde estaba …

El hecho es que al final la experiencia ha sido fantástica y creo que lo ha pasado bien, sobre todo cuando el público aplaudía …

Sea como sea, y sea donde sea, correr una San Silvestre es siempre una magnífica manera de acabar el año, da igual si se practica deporte durante todo el año o si simplemente se participa esporádicamente.

Para mí ha sido una carrera más, aunque un poco especial, porque después del susto del riñón no sabía cómo estaría físicamente, y si soy sincero, salvo resultados y tiempo, me encuentro realmente en forma y feliz.

He recordado igualmente otras San Silvestres … la primera donde participé fue precisamente la primera que se hizo en Tarragona (vivía allí) y lógicamente siempre tengo un poco de nostalgia, que tampoco me hagan decidir, pero desgraciadamente no es posible hacerlas ambas (ya me gustaría).

Para mí el 2019 personalmente ha sido un gran año, con nuevos retos y sensaciones geniales, y espero que al menos en 2020 sea igual de bueno o mejor, los nuevos objetivos me llenan de emoción, el plato fuerte lo tengo en marzo con la media Maratón de Cambrils, por fin volver a hacer 21 km. tiene que ser increíble, por eso, carreras como la de hoy, con distancias bastante inferiores, me saben a poco.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.