Había una canción del grupo mallorquín «Ja T’ho diré» y que me gustaba mucho, se llamaba «enmig deldesert» (en medio del desierto)… de hecho aunque parezca que no tiene nada que ver con el running, me vino a la memoria cuando descubrí la historia de Mauro Prosperi, un atleta italiano que fue a la Maratón des Sables, y estuvo perdido durante 9 días …

En Netflix alguna vez que otra suelen haber documentales interesantes a nivel deportivo, y la serie Losers es precisamente una de ellas, se trata de un conjunto de documentales que narran las vivencias de deportistas y equipos que acaban «desfalleciendo», siempre desde una perspectiva que suele ser memorable e incluso inspiradora, podríamos decir que son atletas que han convertido sus fracasos en victorias, porque al final acaban siendo experiencias memorables.

Mauro es un aficionado al running que un día decide irse a competir a la durísima Maratón des Sables, una de aquellas pruebas que es una auténtica locura, donde te hacen firmar un contrato por si acabas muriendo en medio de la travesía, ya que no sería la primera vez que sucede y que está sólo al alcance de aquellos con una condición física considerable.

Con una tormenta de arena en una de las etapas, se le perdió el rastro, de hecho se le dio por muerto, y él mismo explica que se cortó las venas, desesperado, pero que hacía tanto calor que se le coaguló la sangre … sea como sea Mauro se convirtió en una leyenda …

Hablando de calor… el mundial de atletismo que se está disputando en Doha, en Qatar, en unas condiciones que son surrealistas para la práctica de cualquier deporte al aire libre, por sus condiciones climatológicas extremas.

De hecho las escenas en el maratón femenino, en los 50 km. marcha, con atletas abandonando, llegando extenuados, y con imágenes como la de ponerse hielo en la gorra, las esponjas y demás, donde parecía que tenía que ganar el más duro o dura (y no siempre los más rápidos) y que simplemente aguantara las altas temperaturas y el 100% de humedad.

Estamos viendo las peores marcas en la larga distancia en un Mundial, sobre todo en las pruebas de resistencia, pero aún así es bastante espectacular, pero simplemente por ser atletismo.

Si es que en este mundial a cualquiera de los atletas que acaban se les debería dar una medalla, como si se tratara de la típica carrera popular de fin de semana… pero no nos engañemos, esto es el atletismo de alto nivel.

Todos los participantes ya han declarado que esto es un despropósito, supongo que el tema económico manda en este caso, pero sí, todos los lugares del planeta son aptos para poder organizar mundiales, juegos olímpicos y otros eventos de este tipo, en este caso el impacto medioambiental también es un hecho, y es que el consumo de aire acondicionado en el estadio debe ser brutal, estadio donde por cierto tampoco hay mucha afluencia de público, y si este hecho no fuera suficiente, faltaría hablar de la situación de la población, los derechos de las mujeres en ese país etc., pero esto ya es otra historia…