Mejorar el rendimiento deportivo corriendo con mascarilla

Con el riesgo de rebrotes que hemos sufrido en Reus, y las recomendaciones de salir a la calle prácticamente sólo para hacer cosas esenciales, he encontrado que era necesario tomar medidas.

Para mí ir a correr es siempre una prioridad, es como aquella medicación necesaria para no caer enfermo ni física ni mentalmente, pero está claro que hacerlo sin mascarilla no me parecía responsable, con todo lo que está pasando, aunque los riesgos parezcan pocos para hacer deporte al aire libre, tanto para mí como para las personas que me puedo encontrar por el camino.

El caso es que probé con la mascarilla Inverse Wind Flap y las sensaciones fueron muy pero que muy buenas a la hora de correr.

En mi día a día, para salir a la calle, ir a trabajar, etc. utilizo una mascarilla de la marca Decathlon, y curiosamente no me acaba de convencer para hacer deporte, sobre todo con una cierta intensidad.

En cambio la Inverse Wind Flap se ajusta de una manera perfecta, llega un punto en el que no te das cuenta de que llevas mascarilla, y puedes ir a unos ritmos de entre 03:30 y 04:30 sin preocuparte demasiado.

De hecho es que tengo la sensación de que hacer los entrenamientos con mascarilla es que tengo que esforzarme más a la hora de controlar mi respiración, debo intentar optimizarla, y lo que en realidad puede resultar no ser tan cómodo en un principio, en realidad es un entrenamiento magnífico que puede ayudar a mejorar tu VO₂ máx o lo que es lo mismo, la cantidad máxima de oxígeno que tu organismo puede absorber.

Aunque fuera por una cuestión puramente psicológica, en el momento en el que me quito la mascarilla para correr, en la pista de atletismo, por ejemplo, soy capaz de aguantar mucho más tiempo y aumentar el ritmo, así que creo que no es una mala idea utilizar la mascarilla como un elemento más para incluir en mis sesiones.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.