La carreras virtuales han venido para quedarse

Ahora mismo reunir 10000 personas en la calle para participar en una carrera parece una auténtica locura, aunque llevemos mascarillas, se me hace muy raro imaginarme un escenario así, y de momento hay que estudiar muy bien la fórmula para poder disfrutar sin tantos riesgos, parece que las carreras virtuales son, de momento, una opción algo más balsámica.

Al menos te puedes sacar la espinita de competir, de participar y verte en una clasificación final junto con otros corredores/as.

Ya sé que no es exactamente igual, pero las carreras de este tipo permiten hacer cosas que en las clásicas no puedes, como elegir tu horario, tu recorrido, poder formar parte desde tu ciudad.

Ya hace unos meses, antes de la crisis del Covid, que por ejemplo había posibilidad de formar parte de la Maratón de Nueva York, de una manera virtual, corres por tu ciudad, y compites con atletas de todo el mundo… dicho así es realmente fascinante.

Un ejemplo lo tengo con la carrera de mañana, la «Ponle Freno», es la típica carrera que no habría hecho nunca, porque suponía desplazarme, porque me coincidía con otras carreras o simplemente otras cosas, y que podré hacer en Reus, con un recorrido llano, y sin prisas por el tiempo, además me envían una camiseta, y apareceré en una clasificación… casi parece una carrera más.

Todavía no sé cómo encajaré este tipo de pruebas en mi palmarés particular, no sé si contarlas o no, si hacer una clasificación aparte para ponerlas, pero lo que sí pienso es que este tipo de carrera se establece de manera más o menos definitiva, llegará el día en el que convivirán con las presenciales.

Es una señal más del cambio de paradigma, de las posibilidades del internet de las cosas, del mundo virtual, forzado por la pandemia, mañana mi chip será una app para el móvil, y el habituallamento me lo haré en casa. ..

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.