El 24 de noviembre tiene lugar una nueva edición del Medio maratón de Tarragona, una de esas carreras emblemáticas que supone un cierto esfuerzo, me pregunto si estoy preparado para hacerla de nuevo, ya que la última vez que hice una media fue el año 2008 en Terrassa.

Mi marca en medio maratón es 1h. 28’30», precisamente en la Media de Tarragona del año 2004, en aquellos tiempos estaba en el Club de Atletismo de la ciudad, y reconozco que mis compañeros me hicieron de liebres, y que tanto la edad como los entrenamientos dirigidos, se notan a la hora de preparar este tipo de pruebas.

Desde la lesión de 2014 y la vuelta al asfalto, mi perspectiva ha cambiado bastante, también es cierto que ya hacía un tiempo que no competía en distancias considerables, los 21 Km. no son ni mucho menos las «pequeñas» carreras de 5Km., o las de 10 Km., que son accesibles para todos.

Tener como referencia para la media maratón, aquel registro de 2004 (15 años después …) es una auténtica locura, sin sentido, y aunque tenga optimismo y piense que puedo volver a aquellos niveles o mejorar, no es algo que se pueda conseguir en cuatro días.

Este año he mejorado los entrenamientos, me siento más seguro, me atrevo a hacer series, controlo la respiración, y también juego con los ritmos bastante bien, pero no estoy haciendo largas distancias, de hecho como máximo estoy llegando a 10 Km.

Soy de los que piensa que para entrenar una distancia debe hacerse esa misma distancia previamente, varias veces, hasta que me sienta preparado, un concepto simple, pero que sirve cuando hablamos de los 5K, los 10K o la media maratón, ya no tanto para el maratón, caso aparte.

Las sesiones de 15K ó 20K de momento las dejo para cuando no haga tanto calor, y ahora mismo, a falta de 3 meses, creo que tengo que hacer caso a la cordura y pensar en dejarlo para el próximo año, me conformaré, eso si, con la prueba paralela de 10 Km., que es la distancia que he consolidado este 2019.

El corazón me pide volver a participar en una media maratón, es un tema sentimental, hacerlo en Tarragona, además, sería reencontrarme de nuevo con mi mismo.

Pero reconozco que hacerla y terminarla en un tiempo de 2 horas, por ejemplo, no es mi idea, y prefiero currármelo un poco más en los entrenos para ver si soy capaz de hacer unos registros un poco más decentes, pero también ser capaz de correr con más comodidad, y hoy por hoy costaría demasiado finalizar.

Si hasta ahora no he entrenado siguiendo una planificación exacta, ni mucho menos con una dieta acondicionada, quizás este es el momento para empezar a hacerlo, es la única manera de que la media maratón pueda volver a ser una realidad, tengo un añito para prepararla en condiciones.