¿Entrenar sin objetivos?

Muy bien, ya podemos ir a correr, bravo, fantástico, lo tenemos que hacer solos y en unos horarios concretos, no habría imaginado que sería así, pero como la franja que va de las 6 a las 10 se parece bastante a la que normalmente yo «usaba» no me ha ido mal precisamente.

Ahora bien, el tema a nivel de carreras o de objetivos es más bien complicado, con un horizonte en el que todavía no se divisan, pensar en prepararme para hacer ahora alguna media maratón es un poco absurdo.

Por ahora mi idea es alcanzar un estado de forma excepcional, en una semana ya he recuperado todo lo perdido en estos días encerrado y en las sesiones he vuelto a correr y cuando veía que la cosa iba más justa caminaba.

De hecho volver no ha sido tan fácil porque me dolía la rodilla de la pierna derecha, la operada, y he tenido que hacer una buena dosis de estiramientos y a utilizar el Compex para que todo esté en su sitio.

La idea ahora es la de intentar marcarme objetivos, es imposible entrenar sin tenerlos, a pesar de disfrutar mucho de mis entrenamientos y pasarlo bien, lo que me impulsa realmente es la competitividad y creo que tendré que hacer alguna cosa al respecto.

Las carreras virtuales parecen, de momento una buena opción a falta de las carreras de siempre, aunque se hará un poco raro, me tendré que conformar con ello.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.