El dolor es temporal la victoria es para siempre

Pain is only temporary victory is forever… o lo que es lo mismo, «el dolor es temporal, la victoria es para siempre», uno de aquellos lemas que se ponen en la cabeza y que piensas que puede ser una buena cita para recordar…

En cualquier carrera (o en los entrenamientos) puede pasar de todo, un pinchazo (el maldito flato …), un dolor de espalda, una ampolla en el pie… un pensamiento negativo que te dice «para, para … » o vete a saber el qué, el hecho es que ser psicológicamente fuerte puede marcar la diferencia, simplemente por ser capaz de seguir adelante, y no detenerse (a veces parece más fácil de lo que realmente es).

En el entrenamiento si por esas cosas del destino no tienes el día, pues paras, te lo tomas con calma, y ​​tienes margen de sobra de reacción, que para eso están las sesiones preparatorias y mejor que aparezcan este tipo de contratiempos a las pruebas, que en el momento clave que es en la carrera.

Para mí la idea de la victoria en sí no es la de quedar primero en una carrera, no es la de ganar, la del triunfo, más bien se refiere a finalizar, poder terminar, que puedas cumplir tu objetivo, cualquiera sea, a hacer realidad tu propia quimera, para que deje de ser precisamente una quimera…

Saber aguantar ante las adversidades es lo que hará que seas capaz de llegar, en ese momento donde pararías y después te estarías enfadando con el tú interior, precisamente por no haber continuado, por haber obedecido a la voz equivocada.

Por mucho daño que te haga por culpa del flato, o la irritación en el pie, debes pensar que acabará, habrá un momento en el que el dolor dejará de ser dolor y se transformará en otra cosa, y si eres capaz de aguantar, finalmente te encontrarás glorioso, habrás conseguido el reto que te proponías, y eso no tiene precio.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.